Archivo de la categoría: Ciencia y tecnología

Las tecnologías de la comunicación y la información: presente y futuro de un cambio.

 

Es un hecho constatado que las nuevas tecnologías, la informática aplicada y las telecomunicaciones están cada día más presentes en nuestra vida cotidiana. De hecho la están cambiando poco a poco sin que nos demos cuenta. Hace unos días llegó a mi cuenta de correo electrónico un e-mail en el que, en plan nostálgico, se pretendía recordar a los jóvenes de la generación de 1975-1980 cómo habían cambiado las cosas desde que veíamos Barrio Sésamo en la televisión, coleccionábamos cromos que intercambiábamos en el patio del colegio o grabábamos copias de los discos de vinilo en cassettes. Ahora, esos mismos jóvenes hablamos con nuestros amigos todas las noches en un chat, perdemos la mitad de nuestro tiempo en el trabajo leyendo e-mails absurdos, usamos Wikipedia en lugar de la Espasa y nos encontramos presas del pánico si un día salimos a la calle y nos damos cuenta de que nos hemos olvidado el móvil. Actualmente escuchamos canciones en nuestro reproductor de mp3, vemos películas en el ordenador portátil y tenemos un gps en el coche que nos dice cuál es el camino más rápido para llegar a la panadería de la esquina.

 

technology-copia.jpg

 

Actualmente realizo una investigación para determinar en qué grado estas nuevas tecnologías aplicadas a los espacios de oficinas están modificando comportamientos, actitudes y formas de trabajo. Existen diversos proyetos que predicen que, en pocos años, nuestro mayor problema no será que se nos cuelgue el ordenador sin que nos haya dado tiempo a guardar los cambios o que nos aparezca en pantalla ese temido mensaje de error que nos avisa de que la memoria virtual es insuficiente. En pocos años nos veremos trabajando en oficinas que cambian su iluminación interior cuando los sensores detectan que hemos entrado y que un sistema informático avisa a nuestros colegas de que estamos ahí y que podemos atenderlos, o no, en ese momento. Este es, por ejemplo, BlueSpace, el proyecto de investigación que llevan a cabo IBM y la empresa de fabricación de mobiliario de oficinas Steelcase.

La sociedad avanza pero no al mismo ritmo que la tecnología. Esto afecta incoscientemente a nuestras costumbres hasta el punto de que no somos capaces de evaluar los problemas antes de que aparezcan. Tomemos como ejemplo una de las causas de obesidad entre la población infantil: el sedentarismo. Esta actitud en parte viene asociada a la aparición en el mercado de los videojuegos, los juegos de ordenador, las videoconsolas, etc. Además está demostrado que un alto porcentaje de adolescentes están conectados al messenger mientras realizan sus tareas diarias con el ordenador personal, hecho que genera un bajo rendimiento en el aprendizaje. Como conclusión podríamos extraer que, del mismo modo que las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información nos ayudan y nos facilitan el desarrollo de tareas como el trabajo profesional o el aprendizaje, también generan problemas que por ahora no estamos preparados para controlar. Además, para determinadas generaciones el uso del ordenador personal es algo muy freucnte, pero para muchas otras supone una barrera para integrarse en la sociedad actual. Existen programas de diferentes países para acercar a sus ciudadanos a las nuevas tecnologías. El Ministerio de Educación y Ciencia y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en España tiene programas para fomentar el uso de herramientas nformáticas entre la población y crean programas de integración en el uso de Internet para, por ejemplo, personas de la tercera edad. Todas estas inicaitivas por parte de la administración pública están muy bien, pero existen problemas a otros niveles de los que todavía la sociedad no es consciente. Uno de ellos, por poner un caso, es el del uso de los cajeros automáticos por parte de la tercera edad. Estas personas han crecido sin saber encender un ordenador personal y ahora, de pronto, se ven obligadas a realizar operaciones fiancieras con sus bancos a través de una máquina en la calle, por Internet o por teléfono. Del mismo modo, no son frecuentes en el mercado los modelos de teléfonos móviles adaptados para personas de la tercera edad a pesar de que podrían resultarles muy útiles en casos de emergencia.

Creo que las tecnologías de la información y la comunicación en un futuro van a estar cada vez más presentes en nuestro entorno y para ello debemos pensar no sólo en cómo adaptar los espacios y las costumbres de las personas, sino también en cómo pueden generar problemas para determinados sectores sociales que se ven obligados forzosamente a adaptarse a las nuevas situaciones.

Para saber más:

Racadela, Aaron. New way to work. En: InformationWeek, Issue January 28th, 2002 http://www.informationweek.com/story/IWK20020124S0028

Mahaney, Stephen. RI: Tera-Pixels: Using high-resolution pervasive displays to transform collaboration and teaching. University od North Carolina al Chapel Hill, EE.UU. En: National Science Foundation http://www.nsf.gov/awardsearch/showAward.do?AwardNumber=0303590

Anuncios