Publicidad viral.

Hace un par de días llegó a mi cuenta de correo electrónico un e-mail con un archivo adjunto. En el asunto ponía algo así como: “Especial para hombre inútiles”. Debo reconocer que lo de la guerra de sexos no es uno de mis temas favoritos de conversación: más bien me aburre; pero -a pesar de que tampoco soy entusiasta de los mensajes re-enviados- decidí descargar el archivo. Para variar el vídeo no era la primera vez que me llegaba, pero esta vez me hizo reflexionar sobre algo cada vez más frecuente en Internet: la publicidad viral. Según Wikipedia “el marketing viral y la publicidad viral son términos empleados para referirse a las técnicas de marketing que intentan explotar redes sociales preexistentes para producir incrementos exponenciales en “conocimiento de marca” (Brand Awareness), mediante procesos de autorreplicación viral análogos a la expansión de un virus informático. Se suele basar en el boca a oreja mediante medios electrónicos; usa el efecto de “red social” creado por Internet y los modernos servicios de telefonía móvil para llegar a una gran cantidad de personas rápidamente”.

Precisamente fue esto lo que se me vino a la cabeza cuando estaba viendo el spot que me habían enviado. Resulta que la marca de camisetas que aparece en el vídeo reiteradas veces está consiguiendo una notoriedad brutal gracias al reenvío del mismo por todo el worl wide web. A mí no es que me parezca mal el hecho de que se busquen nuevas formas de publicidad ni que se empleen este tipo de técnicas para acercarse al público objetivo. Lo que más bien me resulta increíble es el hecho de que haya gente que lo mande a sus contactos pretendiendo hacer guasa con el tema de la guerra de sexos.

De acuerdo que lo que se enseña en el vídeo es ingenioso y, la primera vez que lo vi, no dejó de sorprenderme; pero de ahí a confundir un anuncio publicitario con una broma para picar al sexo masculino, francamente, me parece un tanto ingenuo.

No tengo ni idea de quién sería la mente brillante que decidió enviar ese vídeo con el título de “Especial para hombre inútiles” pero creo que antes de volver a caer dentro de una estrategia de marketing y publicidad tan clara, la gente debería pararse a pensar que ya estamos lo suficientemente bombardeados por anuncios y propagandas como para que encima vayan enviándolo en plan coña y cachondeo.

Del mismo modo que le damos al botón del mando a distancia para hacer zapping cuando nos cortan la película para poner “consejos publicitarios”, creo que en Internet deberíamos empezar a tener un poco más de filtro mental y darle al botón de borrar en lugar de andar haciéndoles un enorme favor a las empresas y llenando las cuentas de e-mail de la gente con este tipo de publicidad. Si tanto nos fastidia el spam, ¿por qué la gente no se molesta cuando le llegan este tipo de cosas? De acuerdo que tienen su gracia y que es mucho mejor mirar eso que estar trabajando pero no deja de ser publicidad. La diferencia está en que este tipo de acciones están tan bien planteadas que no generan rechazo, sino más bien todo lo contrario: nos morimos de ganas por enviárselas a nuestros amigos.

Yo personalmente no he re-enviado el e-mail . En su lugar, y arriesgándome a que alguien me llame incongruente, he decidido colgar aquí el vídeo para que, quien quiera, le eche un vistazo. El motivo es bien sencillo: después de todo no deja de parecerme que es un invento bastante ingenioso.

Anuncios

Una respuesta a “Publicidad viral.

  1. Los temas anteriores tratados en este blog son un poco más interesantes y tienen más “miga” que éste. Es evidente que cada día somos bombardeados por cientos de mensajes publicitarios y el marketing viral no es más, a veces, que otro de dichos incómodos métodos. Sin embargo la situación no es tan distinta a la de encontrar diariamente nuestro buzón de correo ordinario lleno de folletos de diferentes productos.
    Respecto a tu recomendación, yo dejaría a cada uno que escogiese que para eso somos todos mayorcitos… es más, si la publicidad genera tanto interés, a parte de por ser inteligente en muchos casos, puede que sea porque nos es útil. Imaginemos la situación en la que queremos comprar una nueva cámara digital… en este caso toda la información que recibamos sobre diferentes marcas, tiendas, ofertas, etc… sería bienvenida…por lo tanto la publicidad excesiva puede llegar a ser molesta…pero a veces también nos ahorra mucho trabajo de investigación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s